Embarazo,  FAMILIA

Cómo acompañar el duelo perinatal de forma respetuosa

En el momento que una mujer pierde a su bebé, el mundo se detiene por un instante y todo pasa en un segundo plano. Por el contrario, para el resto de familia, amigos y sociedad en general, la vida sigue y puede que no sepan cómo deben gestionar la situación y cómo acompañar el duelo. Desde mi experiencia, tener personas de apoyo al lado es fundamental. Algunas de las cuestiones que pueden surgir son: ¿Qué comentarios debo evitar? ¿Cómo puedo acompañar su duelo? ¿Debo intentar que no llore? ¿Cómo gestiono la situación? En este artículo de bebés y crianza, cómo acompañar el duelo perinatal, te explico cómo gestionar la situación desde la perspectiva de alguien que ha perdido a su bebé.

Comentarios a evitar ante una pérdida perinatal

Antes de compartir contigo «cómo puedo acompañar su dolor», voy a empezar con los comentarios a evitar, ya que son, principalmente, esos que es recomendable no verbalizar. Son comentarios que, normalmente, se hacen con toda la buena intención, aunque a las mujeres que hemos perdido a nuestro bebé nos pueden aportan aún más frustración:

  1. «Eres joven»: «eres joven, aún no te toca». En mi caso particular, esta es la frase que menos me ayudó de todas, ya que por ser joven no significa que mis ganas de ser madre sean menores que una mujer de 30. No relativicemos las ganas de ser madre a una edad u otra.
  2. «Ya tendrás más hijos»: esta es otra de las frases que más daño me hacían, ya que una perdida no se sacia con otro bebé. Quieres ese bebé, tu bebé. Tampoco consuela pensar que te vas a sentir mejor por tener otro hijo/a.
  3. «Aún no era una persona»: desde el momento que empieza a formarse vida dentro de tu interior, aunque no sean formalmente un bebé, lo empiezas a imaginar, a pensar en el nombre que le vas a poner, cómo va a ser, compras sus cosas, etc. No sirve de nada intentar justificar que aún no era un bebé para que esa persona sienta menos dolor, ya que puede que ese bebé ya se moviese. Además, si la pérdida se da más allá de las 37 semanas de embarazo, ya podría haber nacido sin ningún tipo de problema madurativo.
  4. «Estabas de pocas semanas»: para una persona que lleva años buscando a su bebé, por ejemplo, esas 8 o 9 semanas de gestación le parecen magia o una lotería y puede que sea la persona más feliz del mundo desde que vio las dos rayas en el test de embarazo. No sabes todo el sufrimiento que hay detrás de una familia que se queda embarazada y es mejor no dar por hecho que lo han conseguido rápido (puede que no sea así).
  5. «Supéralo» o «no llores»: en la muerte de un ser querido, un padre, una madre, una abuela, etc, se permite pasar un duelo, se permite llorar y estar triste, pero en el duelo perinatal/postnatal no. Siempre se intenta que una mujer que ha perdido a su bebé lo supere o no llore, antes que dejar que pase su propio duelo y que esté triste si es lo que necesita.
  6. «No se acaba el mundo aquí»: en esta frase no veo ninguna parte constructiva y si eres de las personas que hacen este tipo de comentarios, no te deseo nunca que pases por una experiencia igual. No se acaba el mundo, aunque el propio, hasta que pasas el duelo, sí 🙂
  7. «A lo mejor es que no era para ti»: hay personas que intentan minimizar el dolor con frases tipo «lo que es para ti, acaba siendo para ti y si no lo ha sido, es por alguna cosa». Las frases inspiradoras o supersticiosas, en estos momentos, créeme, no ayudan.
  8. «Si no ha sido un bebé buscado, no puedes estar triste»: puede que para una mujer que se quede embarazada sin buscarlo sea una pesadilla, pero puede que para otra no. Una pareja que no lo busca, pero que tampoco les importa quedarse embarazados, puede que en el momento que aparece el positivo sea lo mejor que les haya pasado.

¿Cómo puedo acompañar su dolor?

Ahora que ya conoces los 7 comentarios que es recomendable evitar, bajo mi propia experiencia, comparto contigo los comentarios o acciones que te ayudarán a acompañar el duelo de esa mujer/familia:

  1. Ofrece un abrazo: si no sabes que decir, ofrece un abrazo, por ejemplo, siempre se agradece una muestra de cariño y de apoyo.
  2. «Llora todo lo que necesites»: si la mujer o pareja necesita llorar, permíteles llorar y estar tristes, ofréceles tu hombro o tu apoyo emocional. El problema está en que en esta sociedad nos incomoda ver a alguien mal o ver a alguien llorar y siempre intentamos que la otra persona pare y sonría. Esto, en general, es recomendable entender que no es así y que llorar y estar mal, en ocasiones, es sano y natural.
  3. Expresar un «lo siento»: algo tan simple como un «lo siento», en mi caso, fue mejor que un «ya tendrás más hijos, no te preocupes».
  4. «Te escucho, estoy aquí si me necesitas»: a lo mejor, esta persona necesita hablar con alguien, simplemente que le escuchen y poder expresar cómo se siente, sin buscar consuelo. Ofrécele esta posibilidad sin juicios, consejos o frases de ánimo.
  5. «¿Te apetece quedar?»: aunque el objetivo no es que la persona no pase su propio duelo, puede que le apetezca salir a cenar o al cine y despejarse. Hacerle una propuesta será una buena opción. Si no quiere, respétala.

Soy Júlia Ortiz Palet, tengo 25 años y soy educadora infantil por vocación. Me considero una apasionada del mundo del 0-3. Actualmente, soy madre de día de profesión y madre de Guillem. Además, hace 8 años que imparto talleres de sensibilización musical infantil(3-6 años). Tengo 10 años de experiencia acompañando a bebés y a sus familias, con mi respectivo cambio, crecimiento y continua formación. Confío en el poder de cambiar la mirada respecto a la infancia, viéndola potencialmente activa en el mundo. Además, defiendo la crianza respetuosa con apego como forma de acompañar y el juego como una necesidad básica de la infancia. Estoy formada, con Romina de Teta-a-Porter en pedagogía Pikler, movimiento y juego libre. También en crianza respetuosa, educación viva y porteo ergonómico. Deseo que te guste lo que comparto en Bebés y Crianza. Mi correo de contacto es juliaortiz1996@gmail.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies