Alimentación infantil,  INFANCIA

Cómo preparar una papilla de cereales, fruta y verdura

El bebé ha cumplido 6 meses, ¡enhorabuena! A partir de los 6 meses, se recomienda empezar con la alimentación complementaria. La leche materna o artificial va a seguir siendo el alimento principal del bebé, aunque después de las tomas le ofreceremos la alimentación complementaria. Si quieres saber cómo preparar una papilla de frutas, de cereales y de verduras, te lo explico en este interesante artículo.

Cómo preparar la papilla de cereales

¿Es obligatorio dar «cereales de bebés» a partir de los 6 meses? La respuesta es rotundamente no. El problema de la gran mayoría de los cereales de bebés es que el principal ingrediente es el azúcar. Durante los primeros 3 años de vida del bebé, como mínimo, no se debería consumir nada de azúcar.

Los bebés, mediante una la alimentación complementaria equilibrada, ya reciben el aporte de cereales necesarios. El trigo, el maíz, el arroz o la avena son cuatro de los cereales que se pueden ofrecer fácilmente.

Ingredientes

  • 3 – 5 cacitos de cereales sin azúcar: hay muchos preparados de cereales para bebés que tienen un alto contenido de azúcar. Lo ideal es encontrar marcas sin azúcares como Hipp o Holle, las cuales provienen de copos de cereales bio, simplemente, molidos, nada más. Otra de las opciones, por ejemplo, es conseguir harina de avena pura (no hace falta que sea para bebés).
  • Agua, caldo, leche materna o artificial: los cereales se pueden preparar con agua, caldo, leche materna o artificial. Dependerá de las preferencias de cada familia o de los gustos del bebé, ya que, por ejemplo, los cereales con caldo tienen un sabor distinto.
  • Un bol y una cuchara.

Paso a paso

  1. Calentar el agua o la leche: primero de todo vamos a calentar lo que vayamos a utilizar para preparar las papillas, ya sea leche, caldo o agua.
  2. Añadir los cereales: normalmente, se añaden entre 3 y 5 cacitos, dependiendo de la cantidad de líquido que hayamos preparado y de si queremos una papilla más o menos líquida. Removemos hasta que se forme una mezcla homogénea. Como los cereales no son algo indispensable, ya que sigue tomando pecho o biberón, no pasa nada si no preparamos las cantidades al milímetro.
  3. Comprobar la temperatura y ofrecérsela al bebé: comprobamos la temperatura de la papilla y ya se la podemos ofrecer al bebé.

Cómo preparar la papilla de frutas

Otro de los desayunos o meriendas es una típica papilla de frutas. Papillas de frutas hay tantas como frutas existen, así que yo te voy a explicar cómo preparar una papilla de plátano.

Ingredientes

  • 1 plátano maduro.
  • 3 cucharaditas de leche materna o artificial.

Paso a paso

  1. Chafar el plátano: para preparar la papilla de plátano no es necesario usar una batidora o licuadora, ya que con un tenedor se ablanda muy fácilmente.
  2. Añadir la leche materna o de fórmula: una vez tengamos el plátano bien chafado, podemos añadir 2 o 3 cucharadas de leche materna o preparado de leche artificial. De esta forma, puede adquirir una textura un poco más suave y con un agradable sabor.
  3. Ofrecerla al bebé: ¡ya tenemos la papilla lista!, ya puedes ofrecérsela al bebé.

Cómo preparar una papilla de verduras

La última papilla que voy a explicarte es la de verduras. Aunque puede parecer que preparar esta papilla es algo exclusivo para los bebés, puedes hacerlo de la misma forma que preparas un simple puré, eso sí, sin sal.

Ingredientes

Como sucede con las papillas de frutas, combinaciones de papillas de verduras hay infinitas. En este caso, te voy a explicar cómo hacer una papilla de patata, zanahoria y calabaza.

  • 1 patata
  • 1 zanahoria
  • 1/2 calabaza pequeña

Paso a paso

  1. Lavar, pelar y trocear los ingredientes: primero de todo lavaremos bien todos los ingredientes, los pelaremos y los cortaremos en trozos pequeños.
  2. Introducir los ingredientes en una olla: una vez los tengamos bien lavados y cortados, los introduciremos en una olla mediana.
  3. Agregar 3 tazas de agua: el agua que agreguemos dependerá un poco del tamaño de los ingredientes y la olla que vayamos a usar, aunque el agua debe cubrir bien los ingredientes.
  4. Hervir 15-20 minutos: este punto es un poco al gusto, aunque con 15-20 minutos es suficiente.
  5. Triturar los alimentos: con la ayuda de una batidora de mano, por ejemplo, trituraremos bien todos los alimentos hasta conseguir una textura fina.

Soy Júlia Ortiz Palet, tengo 25 años y soy educadora infantil por vocación. Me considero una apasionada del mundo del 0-3. Actualmente, soy madre de día de profesión y madre de Guillem. Además, hace 8 años que imparto talleres de sensibilización musical infantil(3-6 años). Tengo 10 años de experiencia acompañando a bebés y a sus familias, con mi respectivo cambio, crecimiento y continua formación. Confío en el poder de cambiar la mirada respecto a la infancia, viéndola potencialmente activa en el mundo. Además, defiendo la crianza respetuosa con apego como forma de acompañar y el juego como una necesidad básica de la infancia. Estoy formada, con Romina de Teta-a-Porter en pedagogía Pikler, movimiento y juego libre. También en crianza respetuosa, educación viva y porteo ergonómico. Deseo que te guste lo que comparto en Bebés y Crianza. Mi correo de contacto es juliaortiz1996@gmail.com.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies