PRODUCTOS Y REVIEWS

Los CUENTOS INFANTILES – ¡Cómo, Cuándo y Con Qué finalidad!

Hoy vengo a hablaros de un tema que me parece importante y que, muchas veces, se pasa por alto: ¿con qué finalidad ofrecemos los cuentos infantiles? ¿Lo hacemos para que aprendan ciertos conceptos, rutinas, hábitos? ¿En el día a día damos ejemplo incluyendo estos conceptos rutinas y hábitos? ¿Cuándo empezamos a ofrecer los cuentos infantiles? ¿De qué forma lo hacemos? ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de seleccionar y comprar? Te lo cuento todo a continuación.

¿Los cuentos infantiles, por sí solos, favorecen el aprendizaje? Mi opinión

La razón inicial, o el motivo, que me ha llevado a escribir este artículo es la razón por la que, normalmente, se compra un cuento en concreto a un bebé, niño o a una niña: su temática.

Hay cuentos infantiles de muchísimas temáticas, aunque me voy a centrar en esos que están relacionados con las rutinas y los «buenos» hábitos: hábitos de alimentación, hábitos de higiene, de descanso, cuentos infantiles sobre comportamiento, de semáforos y coches, y un largo etcétera.

Muchas veces, se cree que solo por añadir un libro de una temática en concreto, el niño o la niña ya interiorizará ese concepto, y no tiene por qué ser así. Me explico y pongo algunos ejemplos:

  • Comportamiento y reglas: no sirve de nada comprar, a los niños y niñas un cuento sobre los semáforos si, en el día a día, cruzamos en rojo diciéndole: «pero no se cruza en rojo, eh». «Ahora cruzamos porque no vienen coches pero no se hace».
  • Educación emocional: no sirve de nada comprar un libro sobre las emociones si usamos comentarios del estilo: «no llores, que estás muy fea», «los niños no lloran». O directamente no hablamos de ellas, no permitimos su expresión (sean cuales sean: alegría, llanto, frustración), no tenemos una comunicación fluida en relación a cómo se sienten, etc.
  • Hábitos de alimentación: no sirve de nada comprar un libro de buenos hábitos de alimentación si en el día a día no se lleva a cabo una ingesta de alimentos saludables y variados.

Con esto me refiero a que, además del cuento de temática que ofrezcamos, es recomendable dar ejemplo e incluir esos conceptos en el día a día. Los cuentos infantiles deben ser un soporte añadido.

Por otro lado, desde mi opinión, creo que hay muchos conceptos que no se pueden enseñar, sino que, principalmente, se van a adquirir a través de la imitación y de la observación ¿Como cuales? Lavarse las manos, los dientes, recoger, comer, hablar, relacionarse con los demás, la empatía, etc. Si que es verdad que se pueden dar unas primeras indicaciones, aunque, al final, los niños y las niñas se guiarán por lo que observan en su día a día.

Un niño que en su casa ve que sus padres no se lavan los dientes, puede que rechace hacerlo, ya que ¿por qué lo va a hacer él si sus referentes no lo hacen? Por el contrario, una niña que ve, de forma natural, que en su casa los objetos tienen un lugar asignado y que todas las personas de la casa recogen, va a terminar teniendo esa necesidad de orden sin enseñar ni tener que recurrir a la obligación: «si no recoges, no vas al parque». No, no se recoge por ir al parque, se recoge porque los colores, si no tienen su tapón se pueden secar. Se recoge, ya que si tenemos los objetos por el suelo nos podemos tropezar, etc.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de escoger un cuento

Si me seguís de hace tiempo, sabréis que soy madre de día. Desde hace algunos meses, con el bebé que acompaño, hemos introducido los cuentos infantiles. Más o menos, desde los 6 meses. Considero, importantes, algunos aspectos a la hora de seleccionar y/o comprar un cuento:

  • Intentar que sigan la línea educativa de la crianza/educación: dependiendo de la crianza o educación que estemos llevando a cabo con nuestro hijo (o aula), es aconsejable analizar la información que los niños verán y leerán en el cuento. Hay muchísimos cuentos infantiles con comentarios, por desgracia, bajo mi criterio, que no deberían estar en según qué libros en 2020.

  • Prestar atención al mensaje o intención del cuento: un mismo tema se puede abordar de muchísimas formas y con los cuentos infantiles sucede igual. No es lo mismo hablar del tema de «dejar» el pañal de una forma como «ya dejo el pañal porque soy mayor», «Laia ya no lleva pañal porqué es mayor y tu aún sí ¿Ya es hora que lo dejes, no?», que hacerlo de esta otra forma: «llevo pañal porque aún no estoy preparado/a para dejarlo, y es natural», «cuando esté preparado/a, haré caca en el WC». Desde mi punto de vista, no ofrecería ningún libro que haga referencia a lo que debería hacer cada niño según si es mayor o es un bebé. Creo que encasilla mucho a la infancia y es muy poco respetuoso con los ritmos de cada uno/a.

  • Tener en cuenta el formato del cuento: este punto es muy importante, ya que, por ejemplo, los libros que tenemos para el bebé que acompaño si no tuviesen unas características concretas, ya estarían rotos. Un cuento para bebés es aconsejable que sea robusto y de páginas gruesas. A mi, por ejemplo, no me gustan mucho los cuentos infantiles de ropa sensoriales ni tampoco los de plástico que se pueden mojar (es una opinión personal, no tengo nada en contra). Se puede empezar, directamente, a partir de los 6 meses, ofreciendo los de cartón, gruesos, que tienen pestañas, partes que suben y bajan, etc.

  • Observar las ilustraciones, dibujos y colores: este es un punto muy personal y me pasa igual que con los dibujos de la tele. Creo que hay cuentos infantiles y libros con muchísima calidad y que son bonitos, y otros que no me gustan. Si es un cuento que no tiene letra y que, principalmente, el bebé/niño/a va a observar los dibujos, me gusta que sean bonitos y que tengan los colores indicados. Además, me gusta que los objetos sean lo más reales posibles: con sus formas y sus colores. Que no sean «dibujos de objetos/personas/animales hechos para bebés» ¡¡¡Un coche, un plátano y un perro son lo que son, no hay coches, plátanos y perros dibujados para bebés jajaja….!!!

Cómo y cuándo ofrecer los cuentos infantiles

En relación al punto de cuándo empezar a ofrecer los libros, irá un poco relacionado con cada bebé y sus intereses y necesidades. En mi/nuestro caso, ha sido indicado hacerlo a partir de los 5 – 6 meses.

¿Con qué cuentos empezar?

Aunque se puede empezar con los típicos libros para bebés, yo no soy partidaria de ello (opinión personal jeje). Aunque el bebé que acompaño tiene algún libro de ropa, los que más han «triunfado» han sido los de animales que, si pulsas un botón, hacen ruido. Eso sí, tampoco soy partidaria de ofrecer libros de sonidos si el bebé no es capaz de hacerlos sonar de forma autónoma. El bebé, sin mi ayuda, sabía (y sabe) cómo y dónde pulsar y que sonase el ruido del animal. Si tenemos que estar nosotros dándole al botón, me esperaría un poco a ofrecer este tipo de cuentos. En esta web, creemos y confiamos, plenamente, en el movimiento libre y en no anticipar aprendizajes que se pueden dar de forma autónoma.

¿Cómo ofrecer los cuentos?

En el suelo. Como todo el material que ofrecemos desde que el bebé nace, los libros van a estar a su alcance, en el suelo. Nosotros, hasta hace poco, los teníamos en el suelo, de pie. Ahora, los tenemos en una bandeja que delimita un poco la zona donde se encuentran los cuentos. Él elige cuándo y cómo quiere mirar los cuentos. No hay un momento para mirar cuentos, aunque, normalmente, por la mañana le apetece mucho mirar el de «Bon dia» (buenos días). No es una obligación, ni un ritual ni algo que debamos hacer sí o sí, ¡aunque mola!

12 cuentos para bebés a partir de 6 meses

A continuación, os dejo algunos de los cuentos que nos gustan. La mayoría los podéis encontrar tanto en catalán como en español. Os he puesto el link en los dos idiomas.

Bebés y Crianza participa en el programa de afiliados de Amazon. Aunque mi trabajo no es este y no vivo de ello, comprando los productos linkados a través de la web ayudarás a que el tiempo que invierto en escribir artículos, que no es poco, esté reconocido y apreciado ¡Muchas gracias de antemano!

  • El mic i els seus amics (Mic y sus amigos): ver aquí.

Espero que te haya servido este artículo sobre «Los CUENTOS INFANTILES – ¡Cómo, Cuándo y Con Qué finalidad!». Si tienes alguna duda, me puedes escribir vía comentarios, por la pestaña de «contacto» o vía Instagram @bebesycrianza. Un abrazo, nos vemos pronto 🙂

Soy Júlia Ortiz Palet, tengo 25 años y soy educadora infantil por vocación. Me considero una apasionada del mundo del 0-3. Actualmente, soy madre de día de profesión y madre de Guillem. Además, hace 8 años que imparto talleres de sensibilización musical infantil(3-6 años). Tengo 10 años de experiencia acompañando a bebés y a sus familias, con mi respectivo cambio, crecimiento y continua formación. Confío en el poder de cambiar la mirada respecto a la infancia, viéndola potencialmente activa en el mundo. Además, defiendo la crianza respetuosa con apego como forma de acompañar y el juego como una necesidad básica de la infancia. Estoy formada, con Romina de Teta-a-Porter en pedagogía Pikler, movimiento y juego libre. También en crianza respetuosa, educación viva y porteo ergonómico. Deseo que te guste lo que comparto en Bebés y Crianza. Mi correo de contacto es juliaortiz1996@gmail.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies